Consorcio Santa Marta y Escuela Eliodoro Yáñez de Lo Herrera inauguran Punto Limpio

Con una sencilla pero emotiva ceremonia realizada en las dependencias de la Escuela Eliodoro Yáñez de Lo Herrera, ejecutivos de Consorcio Santa Marta inauguraron un Punto Limpio al interior del establecimiento educacional con miras a sensibilizar a los alumnos sobre la importancia de reciclar residuos y su impacto en el medio ambiente.

El proyecto, parte del Plan de Trabajo establecido por el Departamento de Comunicaciones y Responsabilidad Social Empresarial de la empresa, contempló además la realización de una serie de charlas ambientales dirigida a los estudiantes y docentes de la escuela a cargo de la empresa Triciclo.

Al respecto, Rodolfo Bernstein, gerente general de Consorcio Santa Marta, manifestó que “para nuestra empresa, el impulsar este tipo de proyectos es de suma importancia, ya que trasciende en el tiempo y por sobre todo en la educación e los niños.  Como empresa buscamos crear conciencia y, por sobre todo, desarrollar acciones concretas que permitan educar a los niños sobre el cuidado del medio ambiente”.

Agregó el ejecutivo que “felicitamos a la directora de la escuela, a su equipo de funcionarios y por supuesto que a los niños por ser parte de esta iniciativa, que reafirma que el trabajo conjunto da frutos en el tiempo al alero de una planificación y por sobre todo voluntad para sacar adelante proyectos tan importantes como este”.

En tanto, la directora de la Escuela Eliodoro Yáñez, Ana María González, destacó el compromiso de la empresa, señalando que “agradecemos a Santa Marta el constante apoyo que nos brinda año a año para concretar actividades y proyectos que van directo beneficio de nuestra comunidad escolar. Sinceramente muchas gracias por el compromiso demostrado para con nuestros estudiantes”.

Plan de Trabajo 2017

Durante el año 2017, adicionalmente al proyecto Punto Limpio, Consorcio Santa Marta aportó recursos para la implementación y desarrollo del Taller Medio Ambiental que desarrolla la escuela, permitiendo la compra de insumos y materiales para el vivero que funciona al interior del establecimiento.

Por otra parte, en el ámbito de infraestructura la empresa mejoró los baños de los estudiantes, una iniciativa que contempló la participación de la comunidad escolar en su conjunto.