top of page
Buscar
  • Manuel Antonio Sierra Caceres

El importante rol de la mujer en Santa Marta

¿Sabías que en 2005, del total de trabajadores de Consorcio Santa Marta, sólo un 3% eran mujeres?


La buena noticia es que en 2022 este porcentaje aumentó significativamente, llegando a un 23% la participación femenina en la empresa.

En el marco del Mes de la Mujer, conversamos con tres trabajadoras de Santa Marta para conocer su historia y experiencia laboral en la compañía. Se trata de Yasna Valenzuela, operadora de Dumper en el Relleno Sanitario; Ivanna Zúñiga, operadora de Revisión de Rampla en la Estación de Transferencia; y Andrea Viglino, Gerente Comercial.

El trabajo de Yasna en el Relleno Sanitario

Yasna Valenzuela trabaja hace dos años en el frente de disposición del Relleno Sanitario y comenta sentirse valorada por sus jefes y compañeros.

Cuando tuvo la oportunidad de ingresar a Santa Marta, no conocía nada del negocio. Hoy, ya es una experta y está completamente integrada en su equipo, en el cual asegura que se siente muy cómoda. “Comparto con mis compañeros. Cuando hay que reírse, me río con ellos. Pero, cuando hay que trabajar, se trabaja. Luego disfruto estar en mi casa con mi pareja y animales, que son mi prioridad”, explica.


Yasna maneja el Dumper, maquinaria que se utiliza para elevar el semirremolque y así disponer los residuos. Su labor es revisar la máquina para subir la plataforma, descorchar las ramplas, sacar la quinta rueda y darle la entrada y salida. Tiene que estar atenta a que todo opere bien y que no le falte nada.

Respecto a su vida fuera de la empresa, junto a su pareja dejó Santiago hace tres años y se instaló en una parcela, una vida que les permite compartir con sus mascotas que, entre perros, gatos, conejos, hámsters y patos, suman cerca de 50. “Tenemos un zoológico en la casa. Con mi pareja somos muy animalistas, no nos gusta que los animales sufran. Mientras tengamos trabajo y los recursos necesarios, vamos a seguir acogiendo animalitos”, dice Yasna.

De carácter fuerte, reconoce que cuando no le gusta algo, lo dice claramente. Además, trata de estar siempre enfocada en el trabajo, el que asegura ha sido siempre clave para ella.

Ivanna y su experiencia en la Estación de Transferencia

Ivanna Zúñiga se integró hace cinco meses a la Estación de Transferencia, específicamente al equipo del Taller, donde se encarga de revisar los semirremolques. Sobre este tiempo dice que han sido meses de aprendizaje, de conocer a muchas personas y de integrarse.


Ivanna llegó hace un año desde Mendoza, Argentina, junto a su pareja e hijo de 8 años. Su papá, metalúrgico y albañil, le enseñó el oficio, en el que siempre ha trabajado. “He aprendido mucho de mi papá. El también trabaja en Santa Marta en el Taller, en soldadura. Fue él quien me recomendó porque sabe la experiencia que yo tengo en este tipo de trabajo”, explica.

“Siempre he trabajado con equipos de hombres y no me ha costado nada integrarme en Santa Marta. Lo importante es ser sincera y decir si hay alguna actitud que molesta. En este sentido, no me guardo lo que tengo que decir”, agrega. También, destaca que es necesario contar con un carácter fuerte y saber que como mujer se aporta con algo distinto. “Por ejemplo, al inicio me dijeron que era difícil relacionarse con los conductores, pero la experiencia que he tenido ha sido distinta. Ellos han tenido que cambiar el carácter y no tengo problemas en la relación que se genera día a día”.


En su tiempo libre le gusta estar con su familia, compartir con su hijo y descansar. Y, aunque reconoce que le costó acostumbrarse al ritmo de trabajo de Chile, de a poco se ha ido adaptando para cumplir con su plan que es progresar. “En Santa Marta te dan la oportunidad de progresar, lo que te permite avanzar y adquirir experiencia”, destaca.

Para finalizar, Ivanna les entrega un mensaje a todas las mujeres de la empresa: “Que se animen a otras cosas, que no se fijen en el que dirán. Si quieren hacer algo, que lo hagan, sin importar que se piense que es una tarea sólo para hombres, porque trabajos sólo para hombres no existen”.


El liderazgo de Andrea Viglino Andrea forma parte de Santa Marta desde 2006. Se ha desempeñado en distintos cargos que la llevaron, por medio de su esfuerzo y dedicación, a convertirse en la actual Gerente Comercial de la empresa. Comenzó como Encargada del Sistema de Gestión Integrado, luego ascendió al cargo de Encargada de Comercialización y Calidad, posteriormente llegó a ocupar el puesto de Subgerente de Negocios y en la actualidad es la Gerente Comercial de la compañía. “Mi experiencia en Santa Marta ha sido muy positiva. He sido testigo de la evolución que ha tenido la empresa respecto a la incorporación de mujeres en diversos cargos, aportando para que nuestra presencia sea cada día mayor. Durante estos casi 17 años que llevo en la compañía, hemos encontrado algunas barreras, pero Santa Marta se ha puesto como objetivo integrar un mayor número de mujeres en todas las áreas de la empresa, no sólo en tareas administrativas, y lo ha cumplido con éxito. Esta integración implica un cambio cultural y de adaptación, obteniendo un muy buen resultado, ya que hemos construido equipos de trabajos comprometidos y dedicados”, indica.

Fuera del trabajo, Andrea es una mujer preocupada de su familia y le gusta realizar actividades al aire libre. “Soy una persona muy sociable, me gusta organizar panoramas con mi familia y amigos. Tengo dos hijas en etapa escolar que ocupan gran parte de mi tiempo. Con ellas nos encanta preparar comidas diferentes los fines de semana. En mis tiempos libres, me gusta moverme en bicicleta y caminar, intento -cuando puedo- no ocupar el auto”, agrega.

Desde Consorcio Santa Marta aseguran que seguirán avanzando en la integración de mujeres en todas las áreas de la compañía. En la compañía están muy motivados con los resultados que han obtenido a través del talento, compromiso y dedicación que cada una de sus colaboradoras han aportado.





33 visualizaciones

Comentarios


bottom of page